jueves, 5 de julio de 2007

Litereatura. Fragmentos de la filosofía del anticonsumo.

Eduardo Galeano. Escritor Uruguayo.

Nota: Las aclaraciones entre paréntesis corresponden a la traducción del castellano rioplatense al ibérico realizada por G.C,


(…) Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y
cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco. No hace tanto con mi mujer lavábamos los pañales de los gurises (Niños en período de lactancia). Los colgábamos en la cuerda junto a los chiripas (especie de pañales de tela que debían hervirse para reutizarse); los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar. Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda (incluyendo los pañales). ¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! (…)

(...) Sí, ya sé. A nuestra generación siempre le costó tirar (…)

(...) ¡Nooo! Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún
momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular (móvil) cada tres meses o el monitor de la computadora (ordenador) todas las navidades. ¡Guardo los vasos desechables! ¡Lavo los guantes de látex que eran para usar una sola vez! ¡Apilo como un viejo ridículo las bandejitas de espuma (poliexpam) plástica de los pollos! ¡Los cubiertos de plástico conviven con los de alpaca en el cajón de los cubiertos! (…)

(...) ¡Nos están jodiendo(vacilando)!¡¡Yo los descubrí. Lo hacen adrede!! Todo se rompe, se gasta, se oxida, se quiebra o se consume al poco tiempo para que tengamos que cambiarlo. Nada se repara (…)

(...) Me muero por decir que hoy no sólo los electrodomésticos son desechables; que también el matrimonio y hasta la amistad es descartable. Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas. (...)

(…) No voy a mezclar los temas, no voy a decir que a lo perenne lo han vuelto caduco y a lo caduco lo hicieron perenne. No voy a decir que a los ancianos se les declara la muerte apenas empiezan a fallar en sus funciones, que los cónyuges se cambian por modelos más nuevos, que a las personas que les falta alguna función se les discrimina o que valoran más a los lindos, con brillo y glamour. Esto sólo es una crónica que habla de pañales y de celulares. De lo contrario, si mezcláramos las cosas, tendría que plantearme seriamente entregar a la bruja (esposa) como parte de pago de una señora con menos kilómetros y alguna función nueva. (…)

(...) Pero yo soy lento para transitar este mundo de la reposición y corro
el riesgo de que la bruja me gane de mano...y sea yo el entregado.(…)”

4 comentarios:

Marta Salazar dijo...

"(…) Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y
cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco. No hace tanto con mi mujer lavábamos los pañales de los gurises (Niños en período de lactancia). Los colgábamos en la cuerda junto a los chiripas (especie de pañales de tela que debían hervirse para reutizarse); los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar. Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda (incluyendo los pañales). ¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! (…)

y a este sr. se le ha ocurrido pensar cuánta energía se gastaba en lavar panales no-desechables?

Además, seamos sinveros, seguro que él nunca lo hizo, que lo consideró un trabajo de mujer...

Anónimo dijo...

Martita.....
No entendiste nada...¡¡que pena...!!!
Quizás tus padres podrian ayudarte.
De todo corazón, lee todo lo que puedas a Eduardo Galeano un imprescindible de la escritura universal.
Un beso
Chango.

maria dijo...

aqui escribiendo otra caida del mundo que no encuentra la puerta adecuada para entrar y mirarse al espejo sin sentir que es dificil reconocerse....el mundo que se vive es tan destructivo...efimero...y doloroso...y el estar conciente de ello no solo produce dolor pero, tambien desesperanza....el consumismo no es solo un estilo de vida es un medio de acabar con nuestras energias primarias...la coneccion con lo organico que es nuestra esencia...asi el mundo solo camina la despenadero...no hay futuro...y tengan presente que no me considero ni negativa o positiva...solo informada y realista..de todos modos mis plegarias por lo que viene sea vivible para los herederos del despelote.

Anónimo dijo...

el post es falso:

http://www.marcianoduran.com.uy/?p=176
http://www.marcianoduran.com.uy/?p=335
http://www.lacapital.com.ar/ed_senales/2009/3/edicion_20/contenidos/noticia_5172.html